separador

Infraestructura, tecnología y educación: tres pilares para fortalecer la cadena de suministro nacional

Jorge Barnett y Alberto Alemán Zubieta coinciden en que se deben hacer cambios en el modelo actual para adaptarlo a los nuevos desafíos.

Por Lenny Durán

Panamá debe enfocarse en sus fortalezas como un país de servicios y de transbordo de carga y adaptarse a un mundo globalizado, donde la conectividad, la tecnología y la educación han marcado el éxito de  los países en materia logística.

En estos puntos coincidieron Jorge Barnett, director general de Georgia Tech Panamá y Alberto Alemán Zubieta, presidente de ABCO Global y ex administrador del Canal de Panamá, durante el foro “Oportunidades en la Cadena de Suministro Nacional”, organizado por el Consejo Empresarial Logístico de Panamá (COEL) y moderado por Julio Solís, presidente de la Asociación de Transportistas de Carga de Panamá (Atracapa).

Durante el análisis del tema “Estudios hechos y buenas prácticas para lograr eficiencias”, Alemán Zubieta destacó el papel de Panamá como uno de los pocos centros internacionales importantes de transbordo de carga. No obstante, señaló como una de sus debilidades la conectividad por vía terrestre –por ejemplo, la autopista Panamá-Colón- que no está adaptada para el traslado de la carga, y eso lo convierte en un corredor logístico poco eficiente.

Propone la creación de autopistas virtuales, como en Singapur y Dubái, que permiten que la carga llegue directamente a los puertos, terminales aéreas e incluso fronteras, sin paradas ni trabas burocráticas.  

Además, resaltó la necesidad de que el Aeropuerto Internacional de Tocumen no se use solo para el tránsito de pasajeros y se convierta en el centro de transporte de carga de la región. Entre los grandes proyectos logísticos que considera se deben avanzar en este sentido están la tercera pista y la integración como hub regional.  “No hay ningún país mejor que Panamá para el transbordo en la región. Panamá es el único país que conecta los dos grandes océanos y es un puerto con terminales en dos océanos. Esa ventaja debemos entenderla y ser competitivos”.

El presidente de ABCO también piensa que el país debe aprovechar las oportunidades que dejó la pandemia, como el nearshoring y friendshoring (negocios entre países amigos). Resaltó que Panamá cuenta con la infraestructura necesaria, pero debe optimizarse. “Tenemos que hacer cosas que atraigan capital, empresas, oportunidades, trabajo. Nuestro gran problema es educativo. La infraestructura debe mejorarse y meterle tecnología para poder eliminar la burocracia”.

Recordó cómo el país tuvo un logro importante al invertir y tomar riesgos en la construcción de un Canal ampliado, que es en la actualidad un modelo de gestión en el ámbito mundial. “Con el Canal decidimos invertir y tomar riesgos en construir un canal ampliado que se quedaba sin capacidad… Y decidimos cambiarle el modelo de transporte al mundo entero”.

Alemán Zubieta advirtió además sobre la necesidad de adecuar los modelos antiguos de logística a la nueva realidad. “Nuestro modelo de Zona Libre de Colón ya dejó de ser el modelo. En su momento fue muy bueno, pero las galeras que tiene la ZLC no son lo que estas empresas necesitan, a menos que las reconvirtamos, y las exigencias van a ser completamente diferentes, igual que le pasa a la industria financiera.  Debemos estar pensando en el Panamá del futuro, no en el que ya pasó. Esas cosas no pasan de la noche a la mañana, se construyen y en este caso es tecnología y estamos en un país donde tenemos que hacer inversiones de infraestructura física para atraer gente que está montada en un mundo tecnológico, hacer las cosas de manera diferente”.

Educación, innovación y colaboración

Jorge Barnet (Georgia Tech) recordó que al sector logístico lo mueve la gente, de allí la necesidad de educar a las generaciones que están asumiendo roles en el sector, lo cual toma bastante tiempo. “Tenemos un recurso humano altamente capacitado, pero necesitamos más gente”.

Resaltó la importancia del desarrollo de las habilidades blandas. “Todos escuchamos que para estar en la parte logística hay que saber inglés. Hay una gran parte del sector que depende de eso, sobre todo en Comercio Exterior. Pero no es la única habilidad que tenemos que apoyar. También hay que procurar otras herramientas para que el sector tenga mayor acceso a toda clase de recursos”.

Otro aspecto importante, en opinión de Barnett, es la innovación, para la cual es necesaria la cooperación del sector privado. “Debemos apuntar a vernos como un mecanismo colaborativo (universidad-empresa-sociedad-Estado). Un sector privado que apoya a las universidades, que apoya también al sector público cuando se requiere información. Es un sector privado que a su vez va a estar más informado y va a tener una influencia directa sobre la toma de decisiones, porque lo más peligroso que podemos tener como país es tomar decisiones sin información”.

Barnett propone buscar la manera de incentivar a las empresas para que participen en proyectos de innovación, colaboren con las universidades y sean recompensadas adecuadamente.  El Estado, por su parte, debe crear los mecanismos para que los otros tres sectores se hablen. “El futuro del sector logístico va a venir de lo que hagan las empresas, hay que hacerles la vida más fácil  con controles que sean cónsonos a la realidad que vivimos hoy”.

Logística interna y exterior

En cuanto a la infraestructura física y logística, el director general de Georgia Tech resaltó que en Panamá conviven dos logísticas diferentes: la de comercio exterior y una interior que es la que permite la movilización de mercancía y servicios. Destaca que ambas son importantes, no son excluyentes y deben  conectarse. Piensa, además, quese debe potenciar el transporte de carga e implementarse una logística urbana eficiente.

 Destacó que hay dos aspectos clave a nivel de procesos y gestión de tecnología que son importantes para Panamá: gestión de riesgos y resiliencia, los cuales van a permitir preparar al país para el futuro, al utilizar los datos para poder hacer un análisis predictivos, sobre todo en un mundo que ha sufrido cambios drásticos en tres años.

Comparte esta noticia:

Más noticias

Suscríbete a nuestro Newsletter